Home » Locales » Cientos de madres no registran a hijos por esperar a que el papá dé el apellido

Cientos de madres no registran a hijos por esperar a que el papá dé el apellido

Es increíble el número de niños y adolescentes sin identidad  que viven en Nuevo Laredo, peculiar fenómeno generado principalmente por madres solteras quienes por años se quedan esperando que el padre de la criatura vuelva a su lado y reconozca su paternidad.
El licenciado Alberto Morales, asesor jurídico del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, atiende de ocho a 10 padres de familia que diariamente solicitando apoyo para registrar a menores y hasta adultos mayores.
A pesar de que registrar a un recién nacido no supone costos para sus padres, muchos de ellos dejan pasar el tiempo por desidia e ignorancia, llevando a sus hijos hasta alcanzar la edad escolar sin ser registrados, incluso algunos adolescentes se quedan sin estudios debido a esto.
Uno de los factores que más contribuye a esta situación es la desidia e ignorancia de las madres solteras, así lo afirmó el licenciado Alberto Morales, asesor jurídico del DIF, quien es el encargado de brindar ayuda a estas personas en el proceso de registro para obtener su acta de nacimiento.
Muchas veces las mamás al separarse del padre del bebé no lo registran por estar esperando a que el señor regrese con ella para que el hijo lleve su apellido, sin embargo al pasar los años y ver que el padre no regresa es cuando va a registrar al niño, ignorando que ella sola puede registrarlo como madre soltera sin costos extras ni procedimientos largos, aclaró.
Cuando un niño cumple un año de edad y sus padres aún no lo registran, el costo de este trámite se eleva a los 616 pesos, ya que para realizarlo sus familiares deberán tramitar una carta de inexistencia en cada una de las cuatro oficialías de la ciudad, la cual tiene un costo de 154 pesos. Sin embargo, este trámite se puede hacer de manera gratuita con apoyo del DIF.
El asesor jurídico del DIF, confirmó que la principal razón por la que deciden registrar a los hijos es la cuestión educativa, ya que al llegar a los cuatro años, que es la edad en que los pequeños entran a preescolar, es cuando se dan cuenta que es necesario tener el acta para inscribirse.
Según el funcionario la mayoría de las personas no registradas son menores entre uno y 15 años, sin percibirse una edad predominante, los cuales van a registrarse principalmente al llegar a la edad escolar, ya que es cuando les piden el acta de nacimiento en las escuelas.
PREOCUPANTE LA SITUACIÓN
Sin embargo los mayores, que son los casos más preocupantes de adolescentes que han pasado su vida sin estudios, es por pura desidia, ya que a pesar de que el trámite es gratuito sus padres no lo realizan, ya que no les gusta andar batallando.
Lamentablemente en estos casos los hijos son los que salen perjudicados, porque viven sin educación.
Pero los menores y adolescentes no son los únicos, los casos de adultos mayores en esta situación, aunque escasos, también se hacen presentes.
Estos son mayormente personas que vienen de fuera, los cuales vivían en el campo y nunca se vieron en la necesidad de registrarse, ya que vivieron sin estudios y sin seguro, afortunadamente este tipo de casos han ido disminuyendo con el paso de los años.
Anteriormente se presentaban hasta 20 al mes, ahora son muy escasos.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Sobre El Diario

Un comentario

  1. Se preocupan por una cosa como el apellido, que no sirve de nada, lo principal es que los hijos tengan lo mejor sin importar si esta o no el padre, por eso uno debe de tener responsabilidad de saber cuando tener hijos o no