Home » Locales » Salvadoreña de 51 años va a la secundaria con la ilusión de encontrar un mejor trabajo

Salvadoreña de 51 años va a la secundaria con la ilusión de encontrar un mejor trabajo

Cansada de ser discriminada por su edad y la falta de certificados de educación básica, una madre de familia a sus 51 años decide volver cursar la primaria y secundaria en busca de una mejor calidad de vida.
“Hace años cuando llegué a la ciudad y buscaba trabajo, fui rechazada por mi edad, sentí una frustración muy grande ya que yo tenía muchas ganas de trabajar, y no entiendo por qué nos niegan la oportunidad si nosotros podemos hacer un trabajo como cualquier joven”, expresó Reyna Evelyn Ramírez Guillén.
“Lo podemos hacer mejor, pues somos responsables y sabemos hacer el mismo trabajo o mejor, tenemos más experiencia”, dijo la madre de familia.
Evelyn es madre de cuatro hijos y se siente contenta porque a través del Instituto Tamaulipeco para la Educación de los Adultos, de nueva cuenta cursó la primaria, en una semana recibirá su certificado e inmediatamente iniciará la secundaria que dejó inconclusa en su país.
“Estudié la primaria y parte de la secundaria en el Salvador, pero mis documentos se perdieron en un terremoto y no pude recuperarlos, hace 12 años que radico en Nuevo Laredo, nunca tuve la oportunidad de hacer algo porque nadie me dio trabajo por no tener el certificado de primaria y tener casi 40 años”, explicó.
Comentó que actualmente, al graduarse de la preparatoria el menor de sus hijos, decidió hacer algo por ella y empezó a estudiar la primaria en el Instituto Tamaulipeco para la Educación de los Adultos, con el propósito de seguir aprendiendo para buscar un mejor futuro.
“Mi edad no es impedimento para seguir adelante y cumplir con mis propósitos, me planteé estudiar para conseguir mi certificado de primaria porque también voy a estudiar la secundaria, pues ser comerciante no me deja mucho, como puede irme bien una semana o como puedo llegar con las manos vacías a la siguiente, y fue por eso que decidí buscar una mejor oportunidad en mi vida”, indicó.
La señora Reyna, al recibir maltratos por parte del padre de sus hijos, decidió separarse y enfrentarse a la vida sola para sacarlos adelante, dejando a un lado todas las necesidades que ella pudiera tener para primero cubrir las necesidades de sus hijos.
“Mis hijos siempre fueron mi prioridad, toda la vida enfrenté todo por ellos dejando a un lado mis necesidades para poder protegerlos y darles lo necesario, pero ahora ya me toca a mí, ellos ya están grandes y pueden valerse por sí solos, así que por eso busco un mejor futuro para mí, para encontrar un trabajo donde pueda yo encontrar beneficios y una estabilidad para mi vida”, aseguró.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Sobre El Diario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*