Home » Portada » Tras 29 años deja agencia aduanal para preparar pasteles y decorar con fondat

Tras 29 años deja agencia aduanal para preparar pasteles y decorar con fondat

Tras 29 años de trabajar en una agencia aduanal y luego retirarse a la vida hogareña, su pasión por la cocina la llevó a inscribirse en un taller de repostería, ahora gracias a los conocimientos adquiridos genera ingresos económicos y sueña con tener su propia pastelería.
“El año pasado tomé un curso de panadería, este semestre ingresé al de decoración de pasteles con fondant y seguiré estudiando para reforzar lo aprendido”, dijo la señora Juana Irma Castillo.
Explicó que aun trabajando en la oficina en sus tiempos libres elaboraba platillos y horneaba pasteles, los cuales ocasionalmente vendía, pero ahora al estudiar se ha hecho de más clientes redituándole mejores ganancias.
Afirmó sentirse muy bien realizando esta actividad, sobre todo porque sus hijos la apoyan y animan a seguir adelante.
“La comprensión de mis hijos me motiva, porque en un futuro quiero dedicarme de lleno a esto y llegar a tener mi propio negocio”, puntualizó.
SU FAMILIA ESTÁ ENCANTADA Y YA GANA DINERO
En su caso la señora Perla Gutiérrez, quien toda su vida se dedicó a la crianza de sus hijos y el cuidado de la familia, también hace un año inició con la práctica de la repostería, actividad que le ha traído satisfacción.
“Mi familia está fascinada con lo que he aprendido, entré con un nivel básico, ahora ya domino la decoración y hasta he vendido algunas elaboraciones”, dijo.
“Aprendimos las técnicas, acabados, harinas, betunes, fondat, en mi casa todos están muy contentos porque son los primeros que me dan el punto bueno”, señaló la señora Perla.
“El día de las madres me fue muy bien, solo hice como cinco ramos de cupcakes y los vendí en $250, se pueden dar más caro, pero apenas estamos empezando, ya tengo clientes que me buscan por mi trabajo, en la etapa en la que me encuentro, casi a la tercera edad, la pastelería es una excelente terapia”, concluyó.
INICIAN SIN SABER PRENDER EL HORNO
Ramona González es la maestra encargada de este grupo, explicó que es una buen oportunidad para sus alumnas, pues la mayoría a mitad del semestre empieza a ganar su propio dinero.
“Ahorita en los dos turnos tengo 18 practicantes, aquí la mayoría entra sin saber nada, se les enseña hasta cómo prender el horno, de ocho que ingresan, al inicio seis no saben nada, pero ya en la mitad principalmente en las festividades, ofrecen sus pasteles y empiezan a ver resultados económicos”, dijo para finalizar.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Sobre El Diario