Home » Opinión » L@ Red » El PRI y los siete que quieren servir a su partido

El PRI y los siete que quieren servir a su partido

En la Biblia el 7 es considerado como el número perfecto. Otros dicen que es el número de la perfección, otros que es el número de la cultura. Al número siete lo relacionan los que saben mucho con los siete días de la semana, las siete notas musicales, los siete pecados capitales, los siete mares, los siete sabios de Grecia, los siete metales conocidos, los siete sacramentos, las siete maravillas del mundo y los siete enanitos de Blancanieves.
Será el número perfecto o no, el caso es que sin llegar al esoterismo son siete los aspirantes a la dirigencia estatal del PRI en Tamaulipas, a los que el sábado 5 de agosto se les entregó la documentación en la que se establecen los requisitos exigidos en la convocatoria del CEN para su registro y tendrán hasta el día 14 para entregar los documentos para su revisión por parte de la Comisión Estatal de Procesos Internos y emitir el dictamen de aceptación o rechazo, previéndose que la elección interna se llevará a cabo a través del voto de los 600 consejeros políticos el sábado 26 de agosto.
De los siete aspirantes tres de ellos, Roberto González Barba, Juan Alonso Camarillo y Oscar Luebbert Gutiérrez, son gallos ya muy jugados y con muchas tabla; imposible negarlo, porque los conocemos y conocemos su trayectoria de los últimos 30 años; de los cuatro restantes tres, Alejandro Guevara Cobos, Sergio Guajardo Maldonado y Luis Enrique Arreola Vidal, en comparación bien podríamos decir que son políticos de la nueva ola, pero, pero, pero, con las tablas que se necesitan para agarrar las riendas del partido, sin desconocer que el más nuevo en esto es “la Viruta”, como le llaman sus amigos.
Del séptimo y último de la lista, Miguel Manzur Nader, no tenemos mucho que decir porque si apenas lo conocemos “de vista”, de que es guerrero y le gusta la lucha lo sabemos, su relación con uno de los “grandes” del PRI estatal no la desconocemos, pero, pero, pero, desde nuestra óptica le ha faltado acercarse más al partido, es cuestión de tiempo.
Desde Nuevo Laredo de repente surgió el nombre de la diputada federal, Yalheel Abdala Carmona, como fuerte prospecto para la dirigencia del PRI estatal, a la que supuestamente cuerpean Horacio Garza Garza y Ramiro Peña Treviño, ambos ex alcaldes de esa ciudad fronteriza, además de haber sido también diputado federal el primero. Pero creemos que el destape de Yahleel fue tardío, salvo que del CEN le den la bendición porque en el PRI y en México todo puede suceder.
Así las cosas, según nosotros el pleito por la dirigencia estatal del PRI se centra entre Sergio Guajardo Maldonado, Oscar Luebbert Gutiérrez y Alejandro Guevara Cobos. Cuál de los tres será la mejor carta para sacar al PRI del pozo en que lo metió el PAN en las elecciones de junio del 2016, apuéstele.

Años atrás eran miles de norteamericanos los que cada año se dejaban venir a Tamaulipas a la cacería del venado Cola Blanca, los que según nosotros venían en “parvadas” para estar acordes con el tema y vaya que la derrama económica era realmente importante, particularmente en los municipios de la frontera, siendo los más beneficiados los prestadores de servicios, como los hoteles, bares y restaurantes.
Creemos que por ser de la frontera el hoy gobernador del estado, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, no desconoce ésta historia que durante mucho tiempo le redituó mucha lana al estado, por lo que creemos que es un gran acierto haber organizado el Primer Festival de la Paloma Ala Blanca en Tamaulipas, que por cierto inauguró el sábado el mandatario estatal.
En el comunicado oficial establecen que con el inicio de la temporada de aprovechamiento de ésta especie, se prevé que arriben a Tamaulipas cientos de turistas cinegéticos del estado de Texas y provenientes de otros estados del interior del país, quienes generarán una importante derrama económica para los municipios de Villa de Casas, Güemes, Jiménez, Padilla, San Carlos, San Fernando y Abasolo, donde se encuentra el sitio de anidación de la Paloma Ala Blanca más grande de Latinoamérica.
En el marco de la inauguración del Festival el mandatario estatal reiteró que la seguridad es un compromiso asumido por su Administración, para recuperar la grandeza de la vocación cinegética de Tamaulipas, a través de vigilancia en carreteras y unidades de aprovechamiento.
Adelantó que pronto operará la Policía Estatal Auxiliar que apoyará a las Fuerzas Federales en la vigilancia de caminos para el seguro tránsito de turistas y familias; añadió que la Secretaría de Marina Armada de México se sumará a éstas acciones en presas y sitios de pesca deportiva.
“Con esto reitero el compromiso que tengo con todos y cada uno de ustedes, con las familias, con los ranchos cinegéticos, los clubes de caza y pesca; estoy dando instrucciones a mis Secretarías para que trabajen de la mano, de manera transversal y que promuevan ésta industria, que anteriormente creaba una derrama económica sumamente importante”, subrayó.
De nuestra parte quisiéramos señalar que en promociones de eventos turísticos como éste –el de la cacería de la paloma ala blanca– es la mar de importante contar con el apoyo de los consulados de México en la frontera con Estados Unidos, lo mismo que de la Sedena y demás autoridades federales, dando todas las facilidades a los turistas que se dejen venir a Tamaulipas, atraídos por éste tipo de actividades deportivas cinegéticas.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Sobre El Diario