Home » Locales » Un contador y un licenciado, a punto de convertirse en curas

Un contador y un licenciado, a punto de convertirse en curas

Tres diáconos podrían ser ordenados sacerdotes este año, debido a que ya terminaron sus estudios de Filosofía y Teología.
El primero de ellos, Alfredo Roldán Reyna, es licenciado en Ciencias de la Familia, egresado del Instituto Superior de Estudios para la Familia de Monterrey, Nuevo León.
El segundo es Ángel Alberto Ventura Villegas, licenciado en Contaduría graduado del Instituto Tecnológico de Nuevo Laredo; el tercero con posibilidades de ejercer pronto el sacerdocio es Noé Triana Cortez.
“Los ya próximos a ordenarse son tres diáconos, Ángel Alberto Ventura Villegas está en el Seminario apoyando en preparatoria; en la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe se encuentra Alfredo Roldán Reyna; y Noé Triana Cortez en la Parroquia de San Gerardo”, informó el rector del Seminario, el padre Alejandro Arredondo.
Según el derecho canónico, pasando seis meses en Parroquia los diáconos ya pueden iniciar el trámite para solicitar su ordenación, explicó el presbítero.
Será el obispo quien les convoque para decirles que ya pueden hacer su solicitud para recibir la ordenación.
A PRUEBA
Luego se hace la etapa de escrutinio, en la cual se pide referencias de ellos a párrocos, comunidad, conocidos y familiares, lo que dura alrededor de dos o tres meses, y si todo va bien el obispo fija la fecha.
“Si hablamos de fechas es muy probable que sea en este año, pero entran varios factores, primero, que aunque sean tres cuando el obispo les diga que ellos metan su carta, su solicitud, hagan su petición, pero si no lo haces entonces ahí se detiene el proceso”, expuso.
“Ahora, si se hace la solicitud, pero por alguna razón en el escrutinio se aconseja esperar, entonces tiene que ser Dios quien le haga el llamado a través de la Iglesia, en este caso por su pastor el obispo”, indicó.
FECHAS TENTATIVAS
Aclaró que aun cuando no existe una fecha exacta, se realiza el proceso para que no haya presión al llamado de Dios, y la respuesta del ser humano sea sentido vocacional, teológico.
“Una vez que el obispo les convoque, me quiero imaginar que va a ser pronto, no van a pasar muchos meses, van a platicar las posibles fechas, por lo regular en otras ocasiones era para el 15 de agosto que se celebra la Asunción de María, el ocho de septiembre en la Natividad de la Santísima Virgen María, en la fiesta del Seminario, o el ocho de diciembre Día de la Inmaculada Concepción de la Virgen María”, indicó.
Detalló que de ahí a que se realice tal cual, no es posible saberlo, pues ya entra la decisión de las personas, la decisión del obispo y la de ellos.
Después del escrutinio deben ir una semana a ejercicios espirituales y luego todo lo que implica preparar su ordenación en su casa, invitaciones y demás.
Después de la ordenación sacerdotal, ellos escogen una fecha donde hacen su primera misa y se acostumbra que sean los ordenados juntos a cada primera misa, en este caso todos asistirían a las tres Canta Misa, a la que se le llama Canta Misa porque antes era cantada. “Por el mes del seminario sigan pidiendo mucho por la decisión de estos diáconos, que pronto ya sean nuevos sacerdotes, no lo digo porque nos urgen, lo digo porque ya llevan un caminar, que sea su vocación y sea una respuesta a la Iglesia, sin que nos ganen las prisas”, finalizó.

Comparte
Share on FacebookTweet about this on Twitter

Sobre El Diario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*