Home » Opinión » L@ Red » Morena, el patito feo de las elecciones en Tamaulipas

Morena, el patito feo de las elecciones en Tamaulipas

En las elecciones del 1 de julio el patito feo en Tamaulipas va a ser el partido de Andrés Manuel López Obrador –Morena– ya que con apenas casi cuatro años de haber obtenido su registro, los que se van a disputar las 43 alcaldías y las nueve diputaciones federales según nosotros serán el PRI y el PAN, con todo y las senadurías.
Así la vemos porque a diferencia del triunfalismo que tanto pregona a lo largo y ancho del país el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, en el estado el PRI y el PAN ya dieron a conocer las listas oficiales de sus respectivos candidatos, el presidente de Morena en Nuevo Laredo, Gastón Herrera, anunció que ellos lo harán hasta mediados de mayo.
La realidad de Morena en Tamaulipas es muy triste y de un color muy diferente a como se los pinta el señor López a sus seguidores, ya que como partido político de reciente cuño todavía es muy pobre su militancia en el estado, de ahí por qué el tabasqueño está invitando a miembros de otros partidos a que se sumen a su proyecto, llamado que algunos han atendido con la esperanza de ser candidatos de su partido.
Por cierto el estar postulando como candidatos de Morena a militantes de otros partidos, desde hace tiempo le está ocasionando serios problemas a Andrés Manuel López Obrador, lo que le han recriminado y ya incluso algunos de los morenos le han gritado “traidor” en plena cara, por esa causa, como ocurrió en el suroeste del país.
Por todo esto creemos que en las elecciones del próximo 1 de julio la pelea va a ser entre el PRI y el PAN y en buen romance nos atrevemos a augurar que va a ser una pelea pareja, ya que si hay hartazgo en contra del Revolucionario Institucional también es cierto que el Partido Acción Nacional no tiene candidatos para ganar, salvo que se repita la historia del 2016.
El dirigente estatal del PRI, Sergio Guajardo Maldonado, andaba que no cabía de gusto por la civilidad, armonía y la unidad que demostraron los priistas a lo largo del proceso interno y la nominación de candidatos, el que culminó el sábado con la entrega de las constancias de validez.
Como candidato del PRI a la alcaldía de Ciudad Victoria quedó Óscar Almaraz Smer, el que va buscando su reelección y creemos que se le va a hacer, porque en el año y medio que va de su gobierno ya les demostró con hechos a todos los victorenses que quiere mucho a la tierra que lo vio nacer: Ciudad Victoria, y lo demostró con obras y más obras y va por más. No por nada le están patentizando públicamente su apoyo los exalcaldes Enrique Cárdenas del Avellano, Miguel González Salum y Alejandro Etienne Llano, además de la regidora Alejandra Cárdenas Castillejos, que va por la diputación federal del 5º. Distrito.
Otro caso que quedó clarificado fue el de Nuevo Laredo, en donde va como candidato del PRI a la alcaldía de esa importante, valiente y pujante ciudad fronteriza, Daniel Peña Treviño, el que ya fue alcalde, pero viene por la revancha. Creemos que en ese municipio el enemigo a vencer es el actual alcalde, por cierto del PAN, Enrique Rivas Cuéllar, del que no desconocemos que ha hecho un buen trabajo.
Otro caso difícil es el de Reynosa, en donde el PRI postuló como su candidato a la alcaldía a Serapio Cantú Barragán, el que se va a topar nada más y nada menos que con la alcaldesa –además de doctora– Maki Ortiz, por cierto también del Acción Nacional, la que se ganó a los reynosenses con trabajo y más trabajo, por lo que no creemos, sino que estamos seguros de que va a ser un hueso duro de roer.
En Matamoros con la bandera del PRI se sigue de frente como candidato a alcalde Jesús de la Garza Díaz (a) Chuchín; en San Fernando repite por segunda o tercera vez Gabriel de la Garza Garza; en Río Bravo va de candidato Juan Diego Guajardo Anzaldúa, en Tampico el PRI postuló como su candidata a Magdalena Peraza Guerra, de la que no nos queda duda que ya le tiene tomada la medida a los mandos del tricolor. Es la tercera vez que se la rifa en el puerto jaibo.
En Soto La Marina quedó Marco Antonio Rocha Aguilera; en Valle Hermoso Daniel Torres Espinosa y en Mante, Julio César Portales Martínez, por mencionar algunos de los 43 municipios del estado. Por cierto ya llegó el nuevo delegado del CEN del PRI, el sujeto de marras responde al nombre de Jesús Hernández Peña.
“Ya para qué” reza una bonita canción, además de que trae fama de perdedor.
Por cierto ayer domingo el precandidato presidencial electo de la Coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, presentó ante el INE su solicitud de registro como candidato a la Presidencia de la República, evento en el que lo acompañaron Miguel Ángel Mancera y los gobernadores Antonio Echeverría, de Nayarit; Miguel Márquez, de Guanajuato; Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Francisco Vega, de Baja California y Arturo Núñez, de Tabasco, además obviamente del dirigente nacional del PAN, Damián Zepeda, del PRD, Manuel Granados y del Movimiento Ciudadano, Dante Delgado Rannauro.
Durante la comparecencia que tuvieron José Antonio Meade, Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador, en la 81 Convención de Bancos de México, el que salió raspado fue el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, ya que le pusieron el dedo en la llaga al señalarle que un análisis de Citibanamex advierte un escenario económico negativo de ganar las elecciones, lo que obviamente el tabasqueño rechazó que vaya a ocurrir.
Por su parte el centrista Movimiento Ciudadano, que como parte de la coalición Por México al Frente que postula a Ricardo Anaya como su candidato presidencial, como ponente dijo que “en México va haber un cambio y no conviene un cambio de corte populista”, en referencia implícita a López Obrador. “Los bancos nos son clubs de fifís como dice ya sabes quién”, dijo.

Comparte:

Sobre El Diario

Facebook