Home » Locales » “A los más chicos les toca usar uniforme que su hermano mayor dejó, ya que si pago todo no comemos”: papá

“A los más chicos les toca usar uniforme que su hermano mayor dejó, ya que si pago todo no comemos”: papá

Buscando una manera inteligente de poder solventar los gastos económicos del hogar, aunados a los que se vienen con el próximo ciclo escolar, algunos padres de familia han implementado estrategias para poder salir bien librados y no endeudarse durante esta temporada.
Pese a que el hábito de ahorrar no es característico de los neolaredenses, hay padres de familia que lo hacen durante todo el año, de poco a mucho loran reunir hasta 30 mil pesos para que los gastos escolares no los tomen por sorpresa.
El señor Eleazar Muñoz, de 50 años, de profesión transfer y su esposa Karla García, de 34, quien es ama de casa, con mucho esfuerzo han logrado ahorrar desde agosto del año pasado la cantidad de 30 mil pesos, esto con la finalidad de mandar a sus hijos bien abastecidos para este regreso a clases.
“Es un sacrificio, pero es una buena manera de ahorrar, así casi no se siente, me da seguridad de que si me quedo sin trabajo mis hijos no se van a quedar sin sus uniformes y sin pagar la colegiatura, ya que en mi profesión en ocasiones se baja muchísimo el trabajo, por eso procuro tener ahorros para cuando esto ocurre”, señaló.
POQUITO, PERO AHORRAN
Del mismo modo, María González, de 28 años, indicó que entre ella y su esposo lograron juntar seis mil pesos en espacio de un año para que no se resintieran tanto los gastos.
“Desde que mi niño está estudiando aplico el ahorrar con un año de antelación y me ha funcionado muy bien, aprovecho para ir comprando con tiempo todo lo que van a ocupar mis hijos y me alcanza muy bien para pagar la colegiatura, entre mi esposo y yo hemos hecho mancuerna al momento de ahorrar”, exclamó.
“COMPRANDO CON TIEMPO Y RECICLANDO, AHORRAS”
Por su parte, don José Zúñiga, de 50 años, padre de Derek, Brandon, Kimy y Clarisa, todos en diferentes niveles educativos, se inclina más a la compra prudente y con tiempo, ya que señala, con cuatro muchachos es difícil comprarles a todos y más al mismo tiempo.
“Desde que salen de clases mi esposa empieza a comprarles uniformes, útiles y lo que les haga falta, ya que hacerlo todo de golpe es muy pesado y debido a que mi sueldo de operador en Industrias Rheem no me alcanza para ahorrar gran cantidad de dinero, esto es lo que nos funciona, incluso a los más chicos les toca usar uniforme que su hermano mayor dejó, ya que si pago todo no comemos”, indicó el padre de familia.

Sobre El Diario

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*