El golf

Un jugador de golf dice con pena: – Este fue el peor juego de mi vida.
El muchacho que andaba con él cargando los palos, pregunta: – ¿Quiere decir que usted ha jugado antes, señor?
DEFINICION
A Pedro le preguntaron una vez: – ¿Qué es el idiota?
– Bueno, el idiota es aquel que se expresa de tal manera, que nadie lo entiende. ¿Entendiste?
– No, Pedro.
DOS CHICAS PLATICANDO
– ¡Me han pedido más de cien veces que me case!
– ¿Quién?
– Mis padres.
EL ABOGADO
Un joven abogado dice a su viejo padre, también abogado: – ¡Papá, felicítame! Yo gané la causa que tú no pudiste ganar durante toda tu vida.
– ¡Idiota! ¡Esa causa me alimentó durante toda mi vida!
EL BARBERO
Un jefe llega a su oficina con un dolor de cabeza. Se sienta en su escritorio, pero no tiene ganas de hacer nada. En este momento entra uno de sus empleados que era muy barbero y nota que el jefe está mal.
– ¿Qué le pasa, señor?
– Bueno, tengo una tremenda jaqueca.
– Mire, yo conozco un buen remedio. En la mañana hago el amor con mi esposa y se me quita el dolor de cabeza.
– ¿Piensas que esto puede ayudarme a mí?
– ¿No me cree?
– Sí, te creo, pero, ¿dónde está tu esposa?
EL PERRO JUGADOR
Un vaquero entra en la cantina y ve a tres hombres y a un perro jugar barajas. El vaquero se acerca y dice: – ¡Qué perro tan inteligente! ¡Sabe jugar barajas!
– ¡Qué va! Cada vez que tiene buenas cartas, empieza a menear la cola.
EL GENIO
Una vez un joven encontró una botella que encerraba a un genio y lo liberó. El genio le dijo: – ¡Gracias por liberarme, jovencito! Para agradecerte te voy a hacer una de las siguientes tres cosas. Te hago muy rico, hago que te quieran las mujeres, o te hago muy inteligente. Tú eliges.
El joven pensó que si se hacía rico, pero no inteligente, iba a perder fácil la riqueza, y si se metía con las mujeres, iba a perder todo, porque tenía idea de que las mujeres traían todas las desgracias. Entonces eligió la opción de ser inteligente.
– ¡Okey! – dijo el genio y desapareció. El joven se hizo inteligente. Y entonces lo primero que hizo fue gritar como loco: – ¡Idiota! ¿Por qué no cogí el dinero?
EL GENIO MALVADO
Un negro lleva varios días arrastrándose sobre arena en un desierto. Está a punto de desmayarse de sed y de repente encuentra una botella. La destapa con las manos temblorosas, y de la botella sale un genio y le dice al hombre: – ¡Oh, mi amo! Me libraste de un cautiverio de tres mil años. Pídeme tres deseos y los voy a cumplir.
El negro reúne sus últimas fuerzas para hablar y dice: – Quiero ser blanco; quiero siempre tener mucha agua; quiero estar siempre rodeado de mujeres.
El genio que era un malvado, pensó un instante y convirtió al negro ¡en un inodoro en el baño de mujeres!
DIOS
Toc, toc… ¿Está Dios?
– Lo siento, Dios no vive aquí.
– ¡Qué raro! A mí me habían dicho que estaba en todas partes
– ¿Quién se lo dijo?

Comparte:

Sobre El Diario

Facebook