Home » Opinión » LA ZUNGA DEL BURDÉGANO » Bajamos el sofá…

Bajamos el sofá…

Van todas las mariquitas al funeral de la madre de la Pepita. La pobre vive en el vigésimo piso y sin elevador. Las pobres llegan todas reventadas arriba y le dice una a la Pepita:
Desgraciada, ya podías vivir más abajo. Bueno con tanta escalera ya es la hora de ir a enterrarla.
La Pepita conociendo la escalera les dice:
De eso nada yo no bajo 20 pisos con el ataúd.
¿Qué dices?
Que nooo, la incineramos en mi chimenea y listos.
De eso nada -dicen la amigas-, de chimenea nada, la enterramos como estaba previsto, la bajamos entre todas cueste lo que cueste.
Convencen a la Pepita, pero cuando van a levantar el ataúd se corta la electricidad del edificio.
Bueno da igual, ya que estamos, vamos a oscuras.
Los 20 pisos en tres horas largas, todas sudando, reventadas, molidas y al fin llegan a la planta baja y en ese momento viene la electricidad y dice una gritando histéricamente: – ¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh!
¿Qué pasa, qué pasa?
¡Que bajamos el sofá!

ME CAÍ DE CABEZA
En una ocasión, se reunieron unos veteranos de guerra para hablar sobre las experiencias que les habían ocurrido durante la guerra.
Uno de ellos comenta: – No me van a creer, pero en una ocasión, iba corriendo por el campo enemigo y ¿qué creen?, caí dentro de una letrina.
Sus amigos le contestan:
No puede ser posible. Y bueno, dinos hasta dónde te impregnaste de mierda.
Pues hasta los tobillos.
Y sus amigos le comentan: Aaaaah bueno, por lo menos no estaba tan llena.
¡Lo malo es que caí de cabeza!

ADIVINANZA
¿Cuál es el pez más sexy?
El pezón.

Comparte:

Sobre El Diario

Facebook