Home » Seguridad » Bestias queman, golpean y matan a su hijo

Bestias queman, golpean y matan a su hijo

MONTERREY, Nuevo León.- Un niñito de apenas 6 años perdió la vida de forma cruel y despiadada a manos de su padrastro, luego de que este lo atacara brutalmente a patadas en el estómago y le quemara la piel con cigarros, para luego rematarlo con fuertes puñetazos en el rostro, todo esto mientras el salvaje asesino era visto por la propia madre del menor, sin que esta interviniera en su defensa.
Los hechos habrían ocurrido el domingo 26 de enero en su domicilio de la colonia Moisés Sáenz, de Apodaca, aunque el menor falleció dos días después en la clínica Semesan, del municipio de San Nicolás de los Garza, después de que sus verdugos se dignaron a llevarlo al médico debido a que el pequeño no dejaba de llorar por el intenso dolor que sufría.

LLEGA SIN VIDA
Otra versión señala que fue hasta el martes 28 de enero -para ese entonces el niño ya no respiraba-, que lo trasladaron a la referida clínica, a donde llegó muerto.
Ambos indiciados, José de Jesús, de 23 años, y Diana Laura, de 21 años, fueron detenidos en la avenida Jorge González Camarena, en su cruce con Arturo B. de la Garza, en la colonia Residencial El Roble, en el municipio de San Nicolás de los Garza, informaron autoridades.
Los dos fueron trasladados al penal de Apodaca, donde se les acusa por el delito de homicidio calificado y violencia familiar.

EL NIÑO VIVÍA CON ABUELA EN REYNOSA
Se supo que anteriormente el menor se encontraba en la ciudad de Reynosa, bajo el cuidado de su abuela materna, pero la progenitora del mismo fue hace unos meses por él y lo llevó de vuelta a Apodaca porque estaba próximo a entrar a la primaria.
Sobre los lamentables hechos hay dos versiones: una, según testigos, la de que el niño fue golpeado por su padrastro en el estómago y rostro solo porque se había ensuciado la ropa al hacerse del baño, y la otra porque supuestamente el menor le había pegado a su hermano más pequeño, este sí hijo del verdugo, lo que le provocó una rabia indescriptible que lo hizo atacar sin piedad al inocente.
En una supuesta declaración ante las autoridades, el agresor habría admitido que pateó al menor como castigo porque se había portado mal, además argumentó que el día de la agresión había consumido alcohol y algunas drogas -entre ellas la conocida piedra o crack-, por lo que no se percató de la intensidad con la que golpeó a la víctima.

LE PROHIBÍAN HABLAR CON VECINOS
También se menciona que la víctima presentaba quemaduras con un cigarro en la piel, y que sus vecinos de la colonia comentan que constantemente era maltratado y tenía prohibido hablar con la gente.
La causa de muerte fue peritonitis secundaria por ruptura traumática de estómago, debido a la brutal patada que recibió por parte de la bestia que se hacía llamar su padrastro; tanto por el actuar como por la omisión de la fémina, la pareja está acusada de homicidio calificado y violencia familiar.

Comparte:

Sobre El Diario

Facebook