Home » Opinión » LA ZUNGA DEL BURDÉGANO » El ebrio y el árbol

El ebrio y el árbol

¿Cuál es la diferencia entre un árbol y un borracho?
Que el árbol empieza en el suelo y termina en la copa. En cambio, el borracho comienza en la copa y acaba en el suelo.
¿ANDA USTED EBRIO?
Un policía observa a un hombre que caminaba trabajosamente con un pie en la calle y otro en la acera.
– Está usted borracho, – le dice.
– ¿Ah, sí?
– Al menos tiene usted el aspecto de estarlo.
– ¡Menos mal!. Creía que era cojo…
EL RECIPIENTE DE VINO
Entra un borracho en una bodega y le dice al encargado:
– Véndame 10 litros de vino.
A lo que responde el encargado:
– Pero, traerá usted el envase, ¿no?
Y dice el borracho:
– Está usted hablando con él.
CONFERENCIA MAGISTRAL
Un borracho es detenido a las 4:00 de la mañana por un policía que le increpa:
– ¿A dónde va usted?
El borracho le responde:
– Me dirijo a una conferencia acerca del abuso del alcohol y sus efectos letales en el organismo, el mal ejemplo para los hijos y las consecuencias funestas para la familia, el problema que causa en la economía familiar y la irresponsabilidad absoluta…
El policía lo mira incrédulo y le responde mofándose del borracho:
– ¡En serio! ¿Y qué ilustre conferenciante va a impartir esa charla a estas horas de la madrugada?
– Mi mujer, cuando llegue a la casa.

Comparte:

Sobre El Diario

Facebook