Home » Portada » Tromba alcanza vientos de 63 k/h y arranca cientos de árboles y postes

Tromba alcanza vientos de 63 k/h y arranca cientos de árboles y postes

Nuevo Laredo sucumbió ante la poderosa y descomunal fuerza de la naturaleza representada en tormenta eléctrica, lluvia intensa, ráfagas de viento de más de 60 kilómetros por hora, y cúmulos de granizo que parecían piedras cayendo desde el cielo, retumbando en todo aquello que azotaban.
Calles inundadas, postes de concreto y madera colapsados, árboles tirados, estructuras derrumbadas, choques vehiculares por la falta de semáforos en función, anuncios panorámicos por los suelos y colonias enteras sin luz ni agua, fueron los desperfectos que la colosal tromba que se dejó sentir entre las 6:00 a 7:00 de la mañana del jueves.
Durante un recorrido hecho por personal de esta casa editorial, se pudo observar como sobre prolongación Eva Sámano, se encontraban inundadas varias casas ubicadas a pocos metros del panteón municipal del Norte.
Al poniente de la localidad, el aguacero inundó el bulevar Canseco, y por los rumbos de Reservas Territoriales, en el cruce de Eco y Selene, cayó un poste de luz sobre una camioneta Jeep Liberty, la cual por fortuna no era tripulada.
A pocos metros del Cuartel General Macario Zamora, por la calle Mina, una construcción de concreto se vino abajo totalmente, y por los rumbos de la papelería San Remo, justo en frente, cayó un árbol sobre un espacio que al parecer es utilizado ocasionalmente como estacionamiento.
Los destrozos se podían ver en todos los puntos de la ciudad, en la plaza Simón Bolívar, conocido también por sus imponentes banderas de diferentes países, también se vio afectado precisamente en su mayor atractivo, pues solo quedaron en pie cuatro estandartes, curiosamente entre ellas la mexicana.
En el Parque Mendoza fueron nueve los árboles colapsados, teniendo que ser reducidos a pedazos con motosierra para poder limpiar los destrozos.
En la colonia Morelos, sobre calle Coahuila, en una vivienda marcada con el 4117, cayó un enorme árbol sobre un vehículo Kia Río rojo estacionado, destruyéndole el vidrio trasero y parte de la carrocería. Los destrozos eran retirados por solidarios vecinos de la afectada.
Finalmente, en terrenos del parque industrial Dos Laredos, los niveles de inundación alcanzaron el metro de altura, pero no fue hasta el desnivel ubicado sobre calle Anáhuac, a escasas cuadras de la zona de tolerancia, donde el agua superó el metro y medio.
Según el Servicio Meteorológico las posibilidades de lluvia van a continuar en el transcurso de los próximos siete días.

Fernando Gonzalez
Tel.: 52 + (867) 712-84-44
redaccion@diario.net

Comparte:

Sobre Fernando González

Facebook