La variante Delta afecta más a las embarazadas; el riesgo de muerte del bebé se multiplica

Las mujeres gestantes con Covid-19 son más propensas que otras a desarrollar una enfermedad severa e incluso fatal, y enfrentan mayor riesgo de tener un parto prematuro y otras complicaciones.

26 de noviembre de 2021, 13:00

José García Ochoa

 

Las mujeres embarazadas que padecen Covid tienen más probabilidades de dar a luz bebés muertos que las no infectadas, y ese riesgo se multiplicó con la llegada de la variante delta, según nuevas estadísticas del gobierno de Estados Unidos.
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) difundieron un informe en el que examinaron 1.2 millones de partos en 736 hospitales del país, de marzo de 2020 a septiembre de 2021.
Los casos de mortinatos fueron raros en general: un total de 8,154 entre todos los alumbramientos.
Sin embargo, los investigadores encontraron que en las mujeres con Covid-19, de cada 80 partos, un bebé nació muerto.
Entre las no infectadas la cifra fue de 1 en cada 155 partos. Entre las mujeres con Covid-19, los mortinatos fueron más frecuentes en aquellas con hipertensión crónica y otras complicaciones, incluidas las que estuvieron en cuidados intensivos o conectadas a respiradores artificiales.
“Estos hallazgos subrayan la importancia de las estrategias para la prevención del Covid-19, como la vacunación antes o durante el embarazo”, dijeron la investigadora de los CDC, Carla DeSisto, y los coautores del informe.
Se carece de información sobre cuántas se vacunaron contra el Covid-19, aunque los autores subrayaron que la tasa de vacunación entre las mujeres embarazadas alcanzaba 30% en Estados Unidos después que surgió la variante delta a mediados de año.
Las mujeres gestantes con Covid-19 son más propensas que otras a desarrollar una enfermedad severa e incluso fatal, y enfrentan mayor riesgo de tener un parto prematuro y otras complicaciones.
Estudios previos sobre mortinatos y Covid-19 habían arrojado resultados mixtos, pero el informe aumenta las preocupaciones entre los obstetras.
Aunque el riesgo absoluto de que den a luz a un bebé muerto es bajo, las embarazadas no deben subestimar los peligros del Covid-19, dijo el doctor Mark Turrentine, profesor en el Colegio Baylor de Medicina en Houston.
Turrentine colaboró con el Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos en la elaboración de las recomendaciones para que se vacunara a las mujeres en gestación contra el Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *