Home TEXAS Arrestan a mujer cuyo hijo de cinco años quería meterse con la pitbull de la vecina
TEXAS - 4 semanas ago

Arrestan a mujer cuyo hijo de cinco años quería meterse con la pitbull de la vecina

María Esperanza Arvizo, de 30 años, fue acusada de abandono y de poner en peligro a un niño por negligencia criminal. Los agentes de policía de Laredo respondieron a un informe sobre un niño abandonado el domingo por la tarde en la cuadra 1400 de la calle Garden. Una mujer declaró que había encontrado a un niño sin la supervisión de un adulto. La mujer declaró que había regresado a casa después de hacer unos mandados cuando se dio cuenta de que el niño intentaba abrir la perrera a su pitbull de 75 libras. La perra había tenido recientemente una cría y es extremadamente agresiva. El niño sollozaba incontroladamente mientras la policía intentaba obtener información sobre el. Mientras recababa información, el agente observó que una mujer joven se acercaba a la propiedad e inmediatamente corrió hacia un apartamento en la cuadra 1400 de Garden. Momentos después, la mujer apareció con otra mujer que se identificó como Arvizo, la madre del niño. Arvizo declaró que el niño era su hijo de 5 años. «María Arvizo regañó inmediatamente a sus otras dos hijas, de 8 y 9 años, afirmando que debían cuidar del (niño de 5 años). María Arvizo también declaró que estaba «limpiando» y se distrajo, sin darse cuenta de que (el niño de 5 años) se había ido», dice la declaración jurada. Arvizo entonces acompañó al agente a su apartamento. La policía dijo que había basura y condiciones insalubres en el apartamento. «Había basura desbordada, heces de un perro untadas en el suelo, y María Arvizo se apresuró a señalar que el refrigerador no funcionaba (no había comida comestible dentro del refrigerador)», afirma la declaración jurada. Un asistente del fiscal del distrito determinó que había suficiente causa probable para un arresto. Los Servicios de Protección de Menores abrieron un caso. Un familiar se hizo cargo de la custodia de los niños, según la policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *