Home TEXAS Con 12 ilegales huye de trooper hacia un rancho, choca con un árbol y se mata un pasajero
TEXAS - 1 semana ago

Con 12 ilegales huye de trooper hacia un rancho, choca con un árbol y se mata un pasajero

Una Dodge Ram 2500 blanca estuvo involucrada en un intento de contrabando de personas en el que murió un ciudadano de México el 22 de abril en el norte del condado de Webb. Las autoridades dijeron que el vehículo fue reportado como robado.
Esta Dodge Ram 2500 blanca estuvo involucrada en un intento de contrabando de personas en el que murió un ciudadano de México el 22 de abril en el norte del condado de Webb. Las autoridades dijeron que el vehículo fue reportado como robado.

Foto de cortesía /Departamento de Seguridad Pública de Texas
Un inmigrante murió en un intento fallido de contrabando de personas reportado cerca de la intersección de la U.S. 83 y Texas 44 en el norte del condado de Webb, según una declaración jurada de arresto.

El 22 de abril, los agentes asignados a la estación de Cotulla recibieron una notificación sobre una persecución en la que participaba el Departamento de Seguridad Pública de Texas. El DPS había intentado detener un Dodge Ram 2500 blanco por una infracción de velocidad alrededor de las 7 de la mañana entre los límites de los condados de La Salle y Webb.

El conductor se salió de la carretera y atravesó un rancho privado cerca de la intersección de U.S. 83 y Texas 44. El DPS siguió las señales del vehículo a pie y descubrió que el Dodge se había estrellado alrededor de 1 milla en el rancho. Los troopers determinaron más tarde que el vehículo fue reportado como robado.

Cerca del lugar del choque, los troopers observaron a un hombre con heridas tendido en el suelo. Además, se encontró a un hombre que no respondía en la cama del Dodge. Más tarde se le declaró muerto y se determinó que era un ciudadano mexicano que había cruzado la frontera ilegalmente.

Los servicios de emergencia y los agentes acudieron al lugar. Doce personas fueron detenidas en los alrededores. Tres recibieron tratamiento médico por diversas lesiones. Las inspecciones de inmigración determinaron que los 13 estaban en el país de forma ilegal.

Un hombre identificado como Jesús Martínez-Villela fue entrevistado inicialmente como testigo en el caso. Primero declaró que había cruzado la frontera ilegalmente con otras tres personas, contradiciendo la información proporcionada por los otros inmigrantes detenidos. A continuación, fue colocado en la misma celda de detención que los demás inmigrantes.

Las autoridades volvieron a interrogar a Martínez-Villela el 23 de abril. Según los documentos judiciales, proporcionó información coherente con el resto del grupo. Un registro de su teléfono móvil reveló que parecía que muchas de las llamadas y mensajes habían sido borrados.

«El material encontrado en su teléfono celular indicaba que Martínez-Villela ha estado viviendo en el área de Dallas, Texas, durante varios meses, lo que contradice su declaración anterior de que fue contrabandeado en esta ocasión y con este grupo de otras trece personas», señala la declaración jurada.

Entrevistado como sospechoso, Martínez-Villela negó cualquier participación en el intento de contrabando de personas. Los agentes especiales de Homeland Security Investigations entrevistaron a cuatro inmigrantes retenidos como testigos materiales.

Dos inmigrantes identificaron a Martínez-Villela en una rueda de reconocimiento de seis personas como el conductor del Dodge. Los otros dos inmigrantes no pudieron identificar a Martínez-Villela como el conductor, pero añadieron que no viajaba con el grupo, según la declaración jurada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *