Home TEXAS DEA captura a un trío de traficantes con cocaína, marihuana, LSD y armas
TEXAS - 3 semanas ago

DEA captura a un trío de traficantes con cocaína, marihuana, LSD y armas

Tres presuntos narcotraficantes callejeros han sido detenidos, según una declaración jurada de arresto. Genaro del Bosque, Alberto del Bosque y Roxana García fueron detenidos y acusados de posesión con intención de distribuir sustancias controladas y de conspiración para poseer con intención de distribuir las sustancias controladas. Las autoridades federales dijeron que se incautaron de cocaína, crack, marihuana, cuatro armas de fuego y dietilamida de ácido lisérgico (LSD) o ácido, que es una droga alucinógena. El 26 de marzo, los agentes especiales de la Administración para el Control de Drogas recibieron información sobre actividades de tráfico de drogas que implicaban a Genaro del Bosque y Alberto del Bosque y a dos casas. Las autoridades establecieron vigilancia en una de las casas. Observaron que un Impala blanco y un vehículo deportivo Chevrolet negro salían de la casa. Genaro del Bosque fue identificado como el conductor del todoterreno y su pareja de hecho, García, como pasajera. Los agentes especiales dijeron que Alberto del Bosque conducía el Impala con su novia. Las autoridades siguieron el Impala hasta que Alberto del Bosque se detuvo en un camino de tierra junto a la avenida Chicago y la calle Pace. Alberto del Bosque salió del vehículo y comenzó a actuar de forma errática. Fue detenido por la seguridad de los agentes. Un registro consensuado del Impala dio como resultado la incautación de una bolsita de marihuana localizada dentro de una taza en el lado del pasajero delantero del vehículo. Además, la policía de Laredo detuvo el todoterreno por tener la matrícula del vehículo caducada. La policía dijo que encontró múltiples bolsitas de cocaína y marihuana. Mientras tanto, los agentes especiales mantuvieron la vigilancia en la residencia y observaron un Dodge Nitro blanco. Mientras las autoridades seguían el Nitro, los ocupantes supuestamente lanzaron objetos por la ventana. Los agentes especiales se desprendieron del Nitro y aseguraron la escena para incautar varias bolsas Ziploc que contenían 19.84 libras de marihuana y una caja llena de dinero en efectivo. Los agentes especiales y la LPD llevaron a Genaro del Bosque y a García a la residencia, donde en un registro de la vivienda se encontraron 327 gramos de cocaína y 30 gramos de crack envasados para su venta al por menor, un gran fardo de marihuana con un peso aproximado de 22.04 libras, 138 dosis de LSD, armas, munición y dinero. A continuación, un ciudadano preocupado llamó a la policía para informar de unas armas encontradas en la calle Davis. Los agentes especiales se enteraron más tarde de que Alberto del Bosque había tirado las armas para frustrar la aplicación de la ley, según los documentos judiciales. Simultáneamente, los agentes especiales realizaron un registro en una segunda casa, donde reside Alberto del Bosque. El propietario de la casa permitió a las autoridades registrar el patio trasero. Los agentes especiales encontraron entonces un fardo de marihuana junto a bloques de hormigón en la esquina de la propiedad. En el registro de la casa se encontró una caja fuerte negra que contenía aproximadamente $28,000 dólares. En una entrevista posterior a la detención, García declaró que el dinero encontrado en la caja fuerte le pertenecía. Añadió que parte del dinero procedía de las ganancias de la droga y otra parte de la venta de coches. García también declaró que las drogas encontradas en la primera residencia le pertenecían. García añadió que tenía cocaína y marijana escondidas en su sujetador durante la parada de tráfico de la LPD. «García declaró que ayuda a su esposo, Genaro del Bosque, vendiendo drogas de nivel callejero, incluyendo cocaína, crack, LSD y marihuana», señala la declaración jurada. Genaro del Bosque también accedió a prestar una declaración posterior a la detención. Al parecer, declaró que el dinero encontrado en la caja fuerte de la segunda casa le pertenecía. Añadió que el dinero procedía de las ganancias de la droga. Genaro del Bosque declaró que la droga encontrada en la primera casa era suya y que las armas eran de su primo. «Genaro del Bosque declaró que posee armas y que las lleva para protegerse cuando realiza transacciones de drogas», señala la declaración jurada. Los agentes especiales no entrevistaron a Alberto del Bosque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *