Home TEXAS Tóxica le tatúa su nombre a punta de pistola en el cuello a su novio y luego lo asesina
TEXAS - 4 semanas ago

Tóxica le tatúa su nombre a punta de pistola en el cuello a su novio y luego lo asesina

La policía dice que cinco sospechosos, incluida la novia de la víctima, están involucrados en el extraño crimen

Younis Alhassinyani fue torturado y tatuado a la fuerza, amenazado con una pistola

 

Hace un mes las autoridades de Arlington reportaron que trabajadores del Municipio habían descubierto en una alcantarilla el cuerpo de un hombre, luego se identificó a la víctima, pero lo que ahora dice la Policía sobre la muerte de Younis Alhassinyani es algo escalofriante.

 

Según investigadores, el joven de 22 años fue asesinado y obligado a hacerse un tatuaje con el nombre de su novia en el cuello y otro tatuaje en la espalda antes de ser asesinado violentamente.

 

Investigadores informaron que cinco personas, incluida la novia, estuvieron involucradas en el crimen. Cuatro de ellos han sido detenidos.

 

La extraña historia comenzó el 1 de febrero cuando Alhassinyani fue a visitar el apartamento de su pareja en Arlington para una sesión de tatuajes, y tres días después fue encontrado por trabajadores en una alcantarilla cerca de State Highway 360 y Harwood Road en la ciudad de Euless, entre Dallas y Fort Worth.

 

El cuerpo de la víctima tenía una herida de bala en el cuello, según el Médico Forense del Condado de Tarrant.

 

Los detalles ofrecidos por los investigadores narran lo que fue una horrorosa experiencia antes de ser asesinado.

 

Luego de una extensa investigación de semanas los investigadores determinaron que la novia de la víctima, Erika Pérez, de 28 años, y otros cuatro hombres participaron en la tortura y el asesinato de Alhassinyani.

 

Según investigadores, la novia de la víctima inició una transmisión en Facebook Live, invitando a la gente a su apartamento en Center Street para hacerse un tatuaje.

 

Pérez invitó a un tatuador y estaba solicitando clientes, ofreciendo el precio de $500 por una “sesión tap out”.

 

En el video, la mujer explicó que eso significaba que los clientes podían hacerse tantos tatuajes como quisieran y sin importar el tiempo que tomaran por el mismo monto.

 

“Hay tatuajes pasando aquí, muchachos. Quien quiera tatuarse. Mi tatuador favorito y el mejor está aquí. Pero tienes que venir con dinero”, dijo Pérez durante la transmisión, según la Policía.

 

Las únicas personas que se presentaron fueron el tatuador y los asesinos, informó la Policía.

 

En el informe se señala que un video fue grabado alrededor de las 5:42 a.m. y en las imágenes aparecía Benjamín Delgadillo forzando a Alhassinyani a acostarse boca abajo, sin camisa, en una camilla de masajes apuntándole con una pistola.

 

Luego el tatuador comenzó a “desfigurar” un tatuaje en la espalda de la víctima de un logo de la ciudad de Arlington con las palabras “South Side” en cada lado.

 

Después le tatuaron el nombre de la novia en el cuello de Alhassinyani.

 

Posteriormente se presentaron otros tres hombres que también iban armados y le dijeron que lo llevarían a su casa. La víctima dijo que deseaba llamar a su madre para que ella fuera por él.

 

Delgadillo al ser arrestado proporcionó “múltiples historias”, pero finalmente confesó a los detectives que era un traficante de drogas y que estuvo en el apartamento esa noche.

 

Delgadillo confesó que Pérez tomó el teléfono celular y la billetera de Alhassinyani y se los dio a uno de los otros hombres armados. “Lo que sea que le hagan, no lo hagan aquí”, les dijo la novia, según Delgadillo.

 

Los cuatro hombres armados subieron a un Dodge Charger, con Alhassinyani en la parte de atrás, y condujeron por la autopista 360 hacia Euless. Ordenaron a Alhassinyani que saliera del coche.

 

Él se negó a salir, pero fue obligado. Uno de los hombres armados, Justin Jaxs Salinas, sacó una pistola y le disparó, según Delgadillo.

 

Luego de dispararle a la víctima se alejaron, pero regresaron y movieron el cuerpo de la carretera y lo acercaron a un arroyo cercano, informaron a los detectives.

 

El tatuador le dijo a la policía que no sabía que Alhassinyani había sido asesinado hasta que se enteró de un informe en los medios de que se había encontrado su cuerpo (no se informa el nombre del artista porque no está acusado de ningún delito).

 

Trabajadores del Departamento de Transporte de Texas encontraron el cuerpo a primeras horas de la tarde del 4 de febrero y notificaron a la policía.

 

La familia de Alhassinyani, nativa de Kurdistán, lo había reportado desaparecido unos días antes.

 

Ericka Pérez, Benjamin Delgadillo, Pedro Rodríguez y Justin Salinas se encuentran arrestados y todos tienes antecedentes penales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *