Enjuiciarían a Cabeza de Vaca por el fraude fiscal hasta terminar su sexenio

Una vez que Francisco Javier García Cabeza de Vaca «concluya su cargo» como gobernador de Tamaulipas podrá someterse al proceso penal por defraudación fiscal equiparada, porque mantiene su fuero o inmunidad procesal, luego de que el ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá desechara la controversia constitucional promovida por el Congreso estatal. El Poder Legislativo tamaulipeco acudió a la Corte para reclamar la declaración de procedencia aprobada en la Cámara de Diputados, pero al desechar esta controversia por notoriamente improcedente, el ministro González Alcántara Carrancá explicó que el Congreso de Tamaulipas «por el momento, determinó que no se pusiera a disposición de las autoridades federales al titular del Poder Ejecutivo local», en pleno ejercicio de su autonomía, al no retirar la protección o inmunidad procesal penal al gobernador García Cabeza de Vaca, y por eso no existe afectación a sus atribuciones reclamada en la controversia constitucional, de ahí el desechamiento.
De acuerdo con el documento de 12 hojas, a lo largo de las cuales el ministro expone los motivos de su decisión y aclara que no prejuzga «sobre la culpabilidad o no respecto del ilícito que se relaciona, pues existe la oportunidad de llevar a cabo el procedimiento penal una vez que el servidor público concluya en su cargo».
También, reconoce que está previsto en el artículo 111 constitucional, párrafo quinto, que la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión resolvió que había lugar a declarar la procedencia del desafuero «con el efecto de comunicar esta resolución a la legislatura local, para que en ejercicio de sus atribuciones procediera”. Y, a su vez, el Poder Legislativo local en acatamiento del artículo 111 constitucional, en ejercicio pleno de su autonomía, “procedió como consideró que correspondía. Decidió no retirar la protección o inmunidad procesal penal al gobernador estatal, a quien se le imputa la probable comisión de un delito federal. Por el momento, determinó que no se pusiera a disposición de las autoridades federales al titular del Poder Ejecutivo local». Sin entrar al fondo de la controversia, el ministro instructor aclaró que la Cámara de Diputados no afectó las atribuciones del Poder Legislativo de Tamaulipas, porque éste usó sus atribuciones constitucionales y «decidió no homologar la declaración de procedencia emitida por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión», lo que tuvo como efecto preservar la inmunidad procesal de García Cabeza de Vaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *