Socavón crece y crece, ya mide 100 metros y está a punto de tagarse una casa

El socavón que apareció ayer en Nuevo Laredo ya mide 20 metros de diámetro y ocho de profundidad en la colonia Hidalgo, provocando el cierre del cruce de las calles América y González

2 de junio de 2021, 17:35

Gabriel García Ochoa

 

A cinco días de la formación del gigantesco socavón en Puebla, dentro de la comunidad de Santa María Zacatepec, perteneciente al municipio de Juan C. Bonilla, al menos 8 casas de 12, que se encuentran a unos 150 y 300 metros del hundimiento, comenzaron a registrar grietas y fisuras en muros, debido a las vibraciones y reacomodo del terreno.
Durante las últimas horas, 8 familias señalaron que sus viviendas han presentado cuarteaduras que no estaban antes de que ocurriera el fenómeno natural, entre la población hay temor ante el riesgo de que el socavón siga presentando derrumbes.
Por otra parte, este miércoles arribaron geólogos expertos del Instituto Politécnico Nacional (IPN) quienes coadyuvarán en las investigaciones para determinar el origen del acontecimiento, también la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) instaló un centro de monitoreo las 24 horas del día, equipado con cámaras y alta tecnología, que permitirá seguir detalladamente el comportamiento del hundimiento.
De acuerdo con Protección Civil Nacional, en las últimas 24 horas, el socavón de Puebla aumentó 10 metros de diámetro, pasando de 80 a 90 metros, adquiriendo una forma similar a la de un óvalo.
En lo que respecta a la vivienda de la familia Sánchez Xalamihua, que tuvo que ser evacuada, está a punto de colapsar ya que la tierra desgajada ha tocado los cimientos, por lo que es cuestión de horas para que sea tragada por el hundimiento, hasta el momento los seis integrantes no han sido notificados de qué manera serán apoyados por las autoridades, por lo que piden una reubicación en el municipio de Juan C. Bonilla.
“Hasta ahorita, no me han dicho qué o en qué forma me van a apoyar. No sabemos qué es lo que va a pasar, están investigando qué es lo que va a suceder. Espero que la gente entienda esto, lo que está sucediendo, porque esto no es nada normal”, dijo Magdalena Xalamihua, vecina afectada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *