Home Nuevo Laredo Republicanos de Texas piden realizar un referéndum en 2023 para separarse de EU
Nuevo Laredo - junio 21, 2022

Republicanos de Texas piden realizar un referéndum en 2023 para separarse de EU

21 de junio de 2022, 13:13

José García Ochoa

 

El Partido Republicano en Texas quiere celebrar un referéndum para separarse de EE.UU., una de las demandas de políticas extremas por las que votaron este fin de semana en Houston.

Los conservadores describieron su intención de presionar por referéndum en un documento de Plataformas y Resoluciones, en el que se especificó su demanda de que la entidad haga una consulta electoral al respecto.

El documento se generó en relación con la convención del Partido Republicano de Texas, en el cual también votaron “abrumadoramente” para rechazar la legitimidad de las elecciones presidenciales de 2020, donde salió victorioso el presidente Joe Biden.

En una sección denominada “Soberanía estatal”, el partido establece lo siguiente: “De conformidad con el Artículo 1, Sección 1, de la Constitución de Texas, el gobierno federal ha afectado nuestro derecho de autogobierno local. Por lo tanto, la legislación exigida por el gobierno federal que infringe el 10.º Los derechos de enmienda de Texas deben ignorarse, oponerse, rechazarse y anularse”.

“Texas conserva el derecho de separarse de los Estados Unidos, y se debe convocar a la Legislatura de Texas para que apruebe un referéndum consistente con ello”.

En otra sección sobre la gobernabilidad del estado, se establece que los republicanos de Texas desean que la Legislatura estatal apruebe un proyecto de ley en su próxima sesión “que requiera un referéndum en las elecciones generales de 2023 para que el pueblo de Texas determine si el estado de Texas debe o no reafirmar su condición de nación independiente”.

El mito de que Texas podría separarse de Estados Unidos sigue debido a la historia de independencia del estado, de acuerdo con The Texas Tribune.

El estado declaró su independencia de México en 1836 y pasó a ser una nación autónoma nueve años hasta convertirse en una entidad de Estados Unidos. Después de la Unión de 1861, Texas se volvió a separar antes de ser readmitido luego del fin de la Guerra Civil en 1870.

En la Constitución estadounidense no se prevé la secesión de los estados y, en 1869, la Corte Suprema sentenció en Texas v. White que los estados no pueden separarse unilateralmente de la Unión.

“Si hubo algún problema constitucional resuelto por la Guerra Civil, es que no existe el derecho a la secesión”, escribió una vez el fallecido juez Antonin Scalia.

Sin embargo, los esfuerzos secesionistas actuales han seguido en Texas durante varias décadas, y los llamados a la separación tienen tendencia a ser más fuertes cuando un demócrata pasa a liderar la Casa Blanca, según el The Tribune.

Así, los esfuerzos han sido promovidos por los republicanos de Texas. En 2021, el representante estatal Kyle Biedermann presentó un proyecto de ley que pedía un referéndum “Texit”, que fue apoyado por el presidente del Partido Republicano de Texas, Allen West, proyecto que fracasó al final.

Además del referéndum, los republicanos aprobaron una resolución que declara que el presidente Biden “no fue elegido legítimamente”, lo que señala el continuo respaldo a las afirmaciones infundadas por el exmandatario Donald Trump sobre el fraude generalizado en las elecciones de noviembre de 2020.

Asimismo, la nueva plataforma del Partido Republicano de Texas pidió la derogación total de la Ley de Derechos Electorales de 1985.

Otros tablones señalaron un mayor giro hacia la derecha del partido, dando protagonismo a temas culturales. La fracción describe la homosexualidad como “una elección de estilo de vida anormal” y declara también que el partido se opone a “todos los esfuerzos para validar la identidad transgénero”.

Además, pidieron una prohibición total del aborto e “igualdad de protección para el Prenacido”. En este momento, el aborto en Texas está prohibido tras seis semanas de embarazo en Texas, pero un fallo inminente de la Corte Suprema podría anular la decisión en Roe vs. Wade que garantizaba el derecho al aborto en EE.UU. y desencadenar una ley en Texas que declararía ilegal el aborto.

La nueva plataforma establece también que el sistema educativo debe enfocarse en “impartir conocimientos académicos esenciales, comprender por qué Texas y Estados Unidos son excepcionales y han contribuido positivamente a nuestro mundo y, al hacerlo, también ofrecer materias de enriquecimiento que bendicen la vida de los estudiantes”.

En este sentido, pide a los alumnos aprender sobre la “Humanidad del niño no nacido” incluida la enseñanza de que la vida empieza desde la concepción. Igualmente, exige que la legislatura del estado apruebe una ley que prohíba la enseñanza de “educación sexual, salud sexual o elección o identidad sexual en cualquier escuela pública en cualquier grado”.

Check Also

Rendirá municipio homenaje a los hermanos Puente con show de Francisco Céspedes