Home Texas Texas ejecutará hoy al preso que logró que su pastor rece junto a él durante la inyección letal
Texas - octubre 5, 2022

Texas ejecutará hoy al preso que logró que su pastor rece junto a él durante la inyección letal

5 de octubre de 2022, 12:15

Luis Bravo Ochoa

 

El convicto latino John Henry Ramírez, quien fue condenado a muerte y obtuvo un permiso para que un sacerdote rece junto a él y sostenga su mano en el momento que reciba la inyección letal, será ejecutado este miércoles en Texas, según publicó Univisión.
Activistas y líderes religiosos en contra de la pena de muerte se unieron para manifestarse frente al Capitolio texano, horas antes de la ejecución.
El pastor Dana Moore, quien participa en las manifestaciones, estará presente durante la ejecución junto a Ramírez orando y sosteniendo su mano.
“Nuestra sociedad sería mejor si a John se le permite vivir”, señaló a CNN, Moore, quien diariamente se traslada 300 millas para visitar a Ramírez en la cárcel.
La solicitud presentada por Ramírez para que su pastor sostenga su mano al momento de recibir la inyección letal fue presentada en septiembre de 2020.
Las autoridades en principio rechazaron la petición porque la presencia de ministros de culto no está permitida en la cámara letal.
Ramírez desafió judicialmente el reglamento de la prisión estatal alegando que se vulneraba su libertad religiosa y la Primera Enmienda. Ese desafío provocó que su ejecución y otras más fueran postergadas.
Ramírez señaló que desde 2016 Moore había sido su pastor y querequería su presencia para recibir “consuelo espiritual y guía en sus últimos momentos”.
La Corte Suprema le concedió la razón en marzo.
Ramírez fue condenado a pena de muerte por el asesinato en julio de 2004 de Pablo Castro, de 45 años, padre de 9 hijos y abuelo de 14, quien laboraba en una tienda de conveniencia en Corpus Christi.
El convicto apuñaló 29 veces a Castro para robarle $1.25 dólares para comprar drogas junto a dos mujeres.
Ramírez y sus dos cómplices cometieron un segundo robo agravado y estaban por cometer un tercer hurto cuando fueron arrestados por la policía.
Las mujeres fueron arrestadas, pero Ramírez escapó y huyó a México, donde logró evadir a las autoridades durante más de tres años antes de que lo detuvieran cerca de la frontera en febrero de 2008.
Fue sentenciado a muerte meses después.
Janice Trujillo, de 77 años, comenzó a visitar a Ramírez poco después de ingresar a la cárcel. La mujer forma parte de la iglesia del pastor Dana Moore. La relación creció a tal nivel que se refieren a sí mismos como “madrina” y “ahijado”.
Trujillo fue quien compartió la historia de Ramírez con su iglesia y, desde entonces, más se han sumado a la causa.
El grupo evangélico Vote Common Good organizó la manifestación con Death Penalty Action para entregar 15,000 firmas de petición al gobernador Greg Abbott instándolo a detener la ejecución.
“Creemos que el estado no debería matar a sus propios ciudadanos ni a nadie”, afirmó a la emisora local KXAN, Doug Pagitt, director ejecutivo de Vote Common Good. “No creemos que a nadie se le ayude matando gente que mata gente”.
A pesar de las postergaciones anteriores, la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Texas votó unánimemente para negar el indulto a Ramírez el lunes. La última palabra, antes de este miércoles, la tendrá el gobernador texano.

Check Also

Avala titular de Segob trasvase de Nuevo León a Tamaulipas; acuerdo es un hecho histórico